Las ideas de lo que "deben" ser las cosas comúnmente llamadas juicios, no solo nos separan de nosotros  sino  de eso que creemos que debe ser. 

Cada vez que le ponemos carga emocional a una idea - o sea, siempre - lo que hacemos es lograr que esto se manifieste.

Construimos nuestra vida a partir de ideas, de cómo deben ser las cosas y nos metemos en situaciones que en realidad no queremos, pero que se manifiestan a partir de la idea que tenemos.  

Si tengo la idea de ser víctima, me voy a relacionar con situaciones donde se justifique que lo soy.

Si creo que mi valor está en ser inteligente, estaré expuesta a situaciones donde se mida mi valor con el ser inteligente o ser estúpida.

Si creo que soy la mejor en lo que sea que haga, me expondré a situaciones donde haya competencia y comparación.

Cada idea de cómo deben ser las cosas va formando una cajita en la que vivimos y todo lo que no sea como esa cajita, lo rechazamos por un lado y por otro, justificamos el tamaño de la cajita.

El principio para que todo sea mas fácil en nuestra vida es darnos cuenta de todas las ideas que tenemos de cómo deben de ser las cosas.  Y empezar a aceptarlas como son no como queremos que sean.

Aceptar que algo es como es, no significa que estés de acuerdo o que tengas que hacerlo.

Aceptar a alguien como es tampoco significa que tengas que relacionarte con esa persona.

Sin embargo, aceptar es mas fácil, que desear que eso que no nos gusta sea diferente, porque eso no es posible.

Lo único que podemos cambiar es a nosotros mismos.

Así que con menos manuales de cómo deben de ser las cosas, lo que está "bien" y lo que está "mal" será mas fácil ser.

Actualmente es mas importante hacer y tener. Principalmente esto último. Pero...¿quién soy? 

¿En qué sarta de ideas he puesto mi valor?

¿Y dónde estoy poniendo el valor de otros?

Hay aceites que pueden ayudarnos a reflexionar en esto, por ejemplo: 

La menta, puede ayudarnos a estar mas claros en nuestros procesos de pensamiento.
El incienso, puede ayudarnos a hacer contacto con nosotros.
La mejorana, puede ayudarnos a aceptar lo que es.

Estoy en contacto con muchas personas todos los días y una pregunta que se hace con frecuencia es: ¿Cómo le hago para cambiar a esta persona o esta situación?

Tal vez la pregunta debería de ser: ¿Cómo le hago para que esa persona o esa situación ya no me defina o me afecte?

Con los aceites que te menciono arriba puedes llegar a eso y lograrlo, te hará libre, tal vez, tu cajita empiece a ser mas grande o incluso, la rompas.