Uno de los temas recurrentes en el uso emocional de los aceites es el abuso.

El abuso es cuando una persona se aprovecha de otra.

Hay muchas teorías respecto a la persona que sufre el abuso.

Unas dicen que quien sufre el abuso es una víctima y otras dicen que se lo buscó.

Y otras, que se dá el abuso porque quien lo realizó pudo y la persona que lo sufrió estaba ahi.

Cuando hay abuso, darle vueltas al por qué, es entrar en laberintos probablemente sin respuesta.

El mejor camino, cuando éste se identifica es que quien sufrió el abuso se recupere. La atención, cuando hay abuso y se quiere ayudar emocionalmente a alguien en esta situación debe ser en quien lo sufrió.

Hay diferentes tipos de abuso:

Emocional
Psicológico
Físico
Sexual
Económico

Y diferentes niveles también desde el bullying  hasta violencia intrafamiliar o laboral.

Aunque existen organizaciones, terapeutas e incluso leyes que tipifican el abuso, en general en la sociedad hay cierta indiferencia y/o poca especialización hacia este tema y normalmente se tiende a minimizar.

Sin embargo, cualquier persona que sufre abuso va a tener un "dolor emocional" que va a afectar directamente su identidad y su autoestima. Con consecuencias que normalmente se consideran síntomas. 

Por ejemplo.. un niño que es expuesto por alguien mayor a información que no está listo para procesar puede generar que después tenga ansiedad, deje de dormir o de comer. Normalmente se tratarán estos síntomas, pero no la causa.

Se irá profundizando en este tema, sin embargo, en este artículo, como introducción, te dejo aquí las recomendaciones iniciales para ayudar a una persona que ha sido expuesta a abuso ya sea físico, emocional, sexual, psicológico o económico:

Normalmente, al abuso genera dos emociones básicas: Tristeza y coraje.

E impacta en la identidad ( autoconcepto y autoestima ) de la persona.

A nivel mental, genera confusión.

Los aceites que se pueden usar para ayudar en una situación de este tipo ( a nivel general) y del kit de inicio, son entonces:

Limón, Purificación y Menta.

Como este es un tema principalmente emocional, estos aceites se utilizan inhalados.

Aquí te dejo un ejemplo de cómo pueden usarse:

Durante la mañana o la tarde usar limón  y purificación en difusor, es decir: Si usas Limón en la mañana entonces, pones Purificación en la tarde... o al revés. Estos aceites van a trabajar con la tristeza y el coraje.

Menta inhalado directamente de la botella a lo largo del día. La menta va a ayudar a eliminar la confusión y a para el diálogo interno.

Al trabajar con las emociones mas intensas, pero no necesariamente mas profundas, relacionadas con el abuso, será mas fácil después apoyar a la persona de otras formas. Es importante trabajar primero con estas emociones, que por su intensidad, no dejan ver lo que realmente está pasando y complican el avance cuando se está apoyando a alguien en esta situación.

¿Durante cuánto tiempo hay que hacer esto?

Bueno... como se ha mencionado en muchas ocasiones cada persona avanza a diferente ritmo, sin embargo en mi experiencia, usar estos aceites de manera ininterrumpida durante 3 semanas puede ayudar a equilibrar, esto es, moverla de lugar para que avance en el proceso.

Espero te sirva y seguiremos profundizando en los siguientes 4 artículos.

Hasta la próxima!