Hay un montón de información con relación a lo que tenemos y vivimos, o la manera en la que podemos tener lo que queremos.

Desde  hacer una oración, pasando por miles de terapias, corrientes, libros, tips y demás.

Les he compartido en clases en línea cómo funciona nuestro cerebro, si no has visto ninguna clase en línea te invito a que te unas a mi grupo de facebook donde hay varias grabadas.


Cuando, si reflexionamos, podemos darnos cuenta de que siempre hemos tenido lo que hemos sentido... que nos guste o no, es otra cosa, pero esto es cierto.

Como alguien que ha buscado la forma de cambiar esto, por la historia de mi familia, por mi experiencia en la vida, porque cuando no logro lo que quiero caigo en espacios de reflexión profunda y cuando salgo busco soluciones, puedo decirte que para cambiar la "dirección" es decir, las emociones,  hay al menos dos caminos:

1. Largo, complicado, incierto y costoso.
2. Corto, sencillo y tener lo que se necesita es muy fácil.

El primero por supuesto es entrar en procesos de terapia. Que el proceso y el terapeuta sea el adecuado para lo que tu necesitas, puede llevarte por un camino de prueba y error desgastante en todos los sentidos. Buscar libros con respuestas a lo que quieres saber, cursos en línea, pláticas interminables con quien crees que puede ayudarte y en fin... este es un proceso largo.

El segundo, es usar las ventajas de la naturaleza, es decir, los aceites. 
Son el único ingrediente que llega directamente al cerebro y que puede generar cambios en nuestras emociones de inmediato.

Y entonces, en lugar de darle vueltas al asunto durante un año o mas, para saber qué es lo que te hace sentir que no puedes, podrías usar Believe, que es un aceite que te ayuda a sentir mas confianza en tí.

O en lugar de tomar varios cursos de autovalor que te van a dejar probablemente en las mismas si no encuentras el adecuado para tí, puedes usar Valor que es un aceite que ayuda a generar sentimientos de auto valor, tal cual.

Si estas normalmente triste e insatisfecha, Joy puede ayudarte a salir de ese estado de ánimo y empezar a ver las cosas de otra manera.

O si ya estás hasta el gorro de seguir en las mismas, podrías usar un aceite que se llama Transformation, que te ayuda a estar abierta al cambio... digo, a veces sabemos que tenemos que cambiar, pero no estamos dispuestas a hacerlo. Este aceite te da un empujón para que pruebes cosas nuevas.

¿Por qué los aceites esenciales puede ayudarnos con esto?

Bueno, principalmente porque no tienen que ver con la voluntad.... Tienen la capacidad de llegar directamente al cerebro y que éste, libere sustancias que pueden hacernos sentir mejor, le ayudan al cerebro a dar órdenes distintas, como: Relájate, mejora tu estado de ánimo, anímate, cree en tí... todo esto, es resultado de NEUROTRANSMISORES... es decir, instrucciones dentro de nuestro cerebro que generan otro tipo de emociones, diferentes a lo que sentimos en cierto momento y que no nos ayudan, al contrario, nos funden.

Tus emociones no tienen que ver con la voluntad, no estás triste "a propósito".
Los aceites tampoco tienen que ver con la voluntad: funcionan quieras o no, creas o no.

Esta es la razón por la que apoyar cualquier proceso terapéutico con los aceites esenciales es una forma en la que puedes resolver mucho mas rápido.

O, es la razón también por la que miles de personas están enamoradas de los aceites esenciales, incluyéndome a mí por supuesto.

Los aceites esenciales son herramientas, esto quiere decir que por si solos, si no sabes usarlos, terminan siendo aromatizantes muy caros.

Pero, cuando sabes usarlos, puedes sacarles el máximo provecho y es cuando lo que pagas por ellos, se convierte en una bicoca, es decir, pagas muy poquito por MUCHAS SOLUCIONES.

Saber usar los aceites, no tiene que ver solamente con qué hace cada aceite, sino que tiene que ver también con estar dispuesto a observar, a escuchar y a realmente ayudarle a una persona a sentirse mejor.

Cualquiera puede recomendarte que uses los aceites. 
Pero no cualquiera puede orientarte para saber que hacer y que tu aprendas a hacerlo.

Eso es lo que a mi me gusta hacer. 
Me gusta compartir con otras personas lo que sé - no solo de los aceites por supuesto... mi vida no empezó con los aceites - para que puedas resolver lo que se te presente.

Aquí puedes encontrar respuesta a muchas de las preguntas y situaciones de lo que vivimos todos los días como mujeres, como mamás, como personas que trabajamos, organizamos y resolvemos cosas que nunca se nos ocurrió que tendríamos que hacer.

Si tienes cualquier duda, puedes contactarme respondiendo cualquiera de los mails, que te llegan cada semana..y si quieres saber más de como uso mis aceites, te invito a mi grupo de facebook.

Hasta la próxima!

Beatriz