El mejor regalo del mundo!
Young Living me ha dado muchos regalos:

La salud para mis hijos, para mi y para mis mascotas.
Poder limpiar mi casa sabiendo que no hay químicos tóxicos que le hagan daño a nadie.
Mañanas y noches maravillosas con aromas increíbles,
Poder maquillarme sin que se me hinche la cara o se me pongan los ojos rojos.
Aprender cada día mas de mí y de los demás.
Pero el mejor regalo que me ha dado Young Living son las personas que antes no estaban en mi vida y ahora si.
No solo están, sino que son importantes para mí.
Con quienes comparto lo que me gusta y lo que no, mis logros y mis errores en la vida, no solo en enseñarle a otras personas a usar los aceites, sino que compartimos nuestros mas profundos anhelos y cómo nos sentimos.
¿Qué podría ser mejor que esto?

Este fin de semana que acaba de pasar, estuve con 30 de estas personas.
Compartiendo nuestra vida, lo que queremos.
Y nos entendemos porque estamos en lo mismo.
Nos apoyamos para poder hacer mejor las cosas.
Nos damos consejos para desatorarnos en lo que sea que estemos atoradas.

Eso, no tiene precio.

Estoy tan agradecida por tenerlas en mi vida y poder compartir con ellas risas, lágrimas, berrinches y hasta desilusiones.
Bailamos, cantamos, comimos super rico y hablamos hasta la madrugada, amigas de México y de EUA, nos reunimos este fin de semana para agradecer todo lo que recibimos de Young Living, de las personas que quieren saber cómo se usan los aceites, de nuestras familias, amigos y de la vida.
Espero que algún día tu estés con nosotras también.

Hasta la próxima!

Beatriz