Cómo pasar del dolor al placer

Como seres humanos queremos evitar el dolor y dirigirnos hacia el placer.

Normalmente cuando queremos algo es porque lo que estamos viviendo en este momento nos causa dolor - insatisfacción y queremos dirigirnos al placer – satisfacción.

Y bueno…¿Si es así por qué no nos movemos de dónde estamos?

¿Por qué nos quedamos en situaciones que nos lastiman y que no son lo que queremos?

Porque estamos ganando algo, hay una ganancia secundaria.

Ganamos más, según nuestras creencias ( o sistema operativo ) que teniendo lo que queremos y dejando de tener lo que no queremos.

Y entonces, no estamos dispuestos a hacer lo necesario para tener lo que queremos.

O hacemos como que sí, pero en realidad, volvemos a caer en lo mismo.

Piensa en esto.

¿Qué hay en tu vida que no te gusta? ¿Y sigues teniendo eso? No importa lo que hagas, ahí sigue.

Cuando sucede esto, es momento de hacer un alto, en silencio, en quietud y encontrarlo. 

¿Qué es lo que te detiene?

Tal vez quieras estar mas saludable, pero no haces lo realmente necesario para lograrlo porque hay una ganancia al no serlo; por ejemplo: es una muy buena manera de llamar la atención y de castigarte al mismo tiempo.

Tal vez quieras conseguir un mejor trabajo o mas clientes, pero no haces lo necesario, porque tienes ideas con relación al dinero que dicen que “no está bien” que te vaya bien…. Así que te mantienes en situaciones donde repetidamente te va… del nabo. Saboteas y boicoteas lo que llega por más perfecto que sea.

Tal vez… quieras tener una mejor relación, y sigues estableciendo relaciones donde las personas consiguen lo que quieren y luego te botan, donde no te escuchan o donde no hay un interés real en ti más que lo que pueden obtener de ti. Pero no cambias esto porque en el fondo, hay una creencia que dice que el amor no es gratis, que tienes que hacer o dar algo para tenerlo.

Y bueno, puedo ponerte más y más ejemplos, pero esto es trabajo de cada uno de nosotros, cuando REALMENTE queremos algo diferente.

Cuando queremos algo diferente, estamos dispuestos a hacer lo necesario para que sea diferente y aunque en el camino nos encontremos con los mismos hechos, mismas personas, mismas situaciones, ya sabemos que pueden ser residuos de nuestro pensamiento anterior. 

¿Cuál es tu ganancia de no tener lo que quieres? 

¿Qué ganas siguiendo en lo mismo?


Todas las semanas aparto algunas horas para Sesiones Estratégicas 
donde puedo ayudarte a tener mas claridad en definir la vida que amarías vivir,
 identificar lo que te detiene e identificar el siguiente paso.
Tengo pocas horas a la semana para esto, 
si te interesa, agenda una cita aquí y en cuánto lo hagas me pondré en contacto contigo. 
Estas citas son sin costo.

Ignora el enfoque convencional

El enfoque convencional tiene resultados convencionales.

Cuando te das permiso de ir mas allá de lo conocido es cuando obtienes resultados diferentes.

La misma mente con la que tiene contacto alguien que logra resultados extraordinarios es con la que tu estás conectado (a).

Hay formas prácticas que pueden llevarte a dejar de seguir en lo mismo.

Una es saber que los problemas son una oportunidad.

Otra es reconocer que estás conectado a la fuente que tiene todas las respuestas.

Y ser consciente de lo que piensas.

Todos tenemos un sistema operativo, ideas que rigen nuestra vida.

Y que son las que manifiestan lo mismo y lo mismo y lo mismo, aunque cambies de lugar, aunque cambies de personas, aunque cambies de actividad, vuelve a suceder lo mismo porque lo que tu crees que deben de ser las cosas sigue siendo igual.

Y a esto me refiero cuando digo que se tratan de resolver las situaciones cambiando los resultados.

Si a alguien no le va bien en una relación, cambiar de persona no resuelve, eventualmente tendrá las mismas situaciones anteriores, si no cambia "el sistema operativo" que dice cómo son las relaciones.

Si cambia de trabajo y sigue pensando igual, tendrá los mismos problemas en todos los trabajos.

Si cambia de lugar de residencia, pero sigue pensando lo mismo, se encontrará eventualmente en las mismas situaciones.

Eso es querer resolver la causa cambiando los resultados.

No funcionamos así. Es la manera equivocada de querer generar cambios reales.

El cambio real se da siendo conscientes de lo que pensamos, querer algo diferente e instalar este nuevo sistema operativo.

Y esto no se hace en un instante, es algo que se va haciendo todos los días igual que el sistema operativo se generó día a día: con lo que aprendimos que deberían de ser las cosas.

Quiere decir, que traemos instalado un sistema operativo que alguien más construyó. Lo que nos dijeron, lo que vimos, lo que vivimos que sucedía con otras personas. 

Y  no lo digo en un sentido para demeritarlo, simplemente asi es.

Y no tiene que ser así.

La pregunta es...¿Quiero vivir la vida como otras personas la vivieron? O elijo vivir mi vida como yo decida hacerlo.

Hay personas que son felices con el sistema operativo que otras personas instalaron. 
No solo son felices, lo defienden.
Y está bien. 
Hay que reconocer la voluntad de algunas personas de querer quedarse en el mismo lugar, de vivir la misma vida que otros.

Son felices viviendo la vida conforme al sistema de creencias de alguien que no son ellos, y está bien.

Habemos otras que no, que sabemos que hay algo más para nosotros, que la vida puede tratarse de algo más.

Para esto se requiere disciplina, compromiso y darnos cuenta de lo que sucede, de lo que queremos y de lo que no.

Es no darse por vencido, sin importar qué.

Aunque lo hechos y las circunstancias, digan una cosa es retomar una y otra vez, lo que si quiero.

De cualquier manera vamos a tener resultados, ya sea que seamos o no conscientes de lo que pensamos, del "sistema operativo". 

No es una solución instantánea, ni tampoco es como cambiar el switch, no va con la cultura de lo fácil y cómodo.

Va con la responsabilidad y el compromiso de tomar el control de nuestra vida.

Para hacer esto hay que ser valiente, hay que ser un Maestro del Pensamiento.

Y esto, es divertido, pero no es un juego.

Requiere audacia, valentía, disciplina, compromiso y ACCION.

Tener la vida que nos encantaría vivir cuesta, claro. Y cuesta más no tenerla.


Todas las semanas aparto algunas horas para Sesiones Estratégicas 
donde puedo ayudarte a tener mas claridad en definir la vida que amarías vivir,
 identificar lo que te detiene e identificar el siguiente paso.
Tengo pocas horas a la semana para esto, 
si te interesa, agenda una cita aquí y en cuánto lo hagas me pondré en contacto contigo. 
Estas citas son sin costo.

 
Read Older Updates Read Newer Updates