Una de las creencias básicas que nos llevan a sentir que no podemos, no merecemos,  a no confiar en nosotros mismos es no sentirnos suficientes.

Esta creencia nos afecta en todas las áreas de nuestra vida, las mas importantes: relaciones y capacidad de producir.

Aprendimos y asociamos que el ser suficientes depende de factores externos a nosotros.

De la aprobación, validación, importancia, tiempo, atención, trato y mas cosas de los demás.

Cuando no es así.

Somos suficientes por el simple hecho de existir.

El ser suficientes, no depende de lo que tenemos o hacemos, mucho menos de lo que los demás hacen, piensan o sienten.

Cada uno de nosotros somos suficientes porque existimos y no hay que hacer nada para serlo.

¿Cómo puedo cambiar esa creencia profunda de no ser suficiente que me lleva a estar en modo de NO MERECER, de NO RECIBIR, de RECHAZAR lo que soy y lo que la vida está dispuesta a darme?

La manera mas sencilla es agradeciendo lo que si tengo, lo que si hago, a quien si está.

Y en cuánto pienses: No tengo nada, no hago lo que me gusta y no está nadie conmigo..... enfócate en tí. 
Quédate contigo. Date cuenta de ti.

Las cosas pueden ser súper complicadas o súper sencillas.

Aquí te dejo un tip que puede ayudarte a estar mas contigo y con todo al mismo tiempo, te dejo esta idea, que espero te ayude y que a mi me pareció genial.

Cada vez que respiras: recibes y cada vez que expiras: das.

Si dejas que esta idea llegue a un nivel profundo, podrás conectarte con todo y al mismo tiempo estar consciente de ti mismo todo el tiempo: eres suficiente.

Recibe un abrazo.