Un día, en una junta de trabajo, un cliente me preguntaba si lo que sus consumidores hacían era bueno o malo.
Le dije que no era bueno ni malo.
Sólo era así.

Ver la vida desde una escala sólo de bueno y malo, nos hace reducirla al máximo.
Las cosas son.
Las personas.... también son, como son.
Y cada uno de nosotros también.

Sin embargo, hacemos interpretaciones de todo.
Interpretamos el mundo conforme a nuestra experiencia y conforme a nuestras ideas de cómo deben de ser las cosas.
Y entonces, le damos significado de bueno y malo.... ¡nos quedamos sin opciones al hacer esto!.

Uno de los grandes temas que es juzgado como bueno y malo es el dinero.

En realidad, el dinero es una herramienta, es un medio.
También es un recurso.
Y es energía.

El dinero es para que cada uno de nosotros tengamos una vida lo más cómoda posible para que así, podamos expresarnos en nuestro máximo potencial y poder entregarle al mundo el regalo que somos cada uno de nosotros.

Cuando estas preocupado (a) por el dinero, parte de tu vida, de tu atención y de tu energía, se va a eso. 
En lugar de estar libre para poder contribuír al mundo con quien eres.

¿De cuántas formas puedes generar dinero?
¿De cuántos lugares puede llegar dinero?
El dinero, al ser energía, es infinito.
¿Qué sientes cuando pagas? ¿Que ya no va a regresar a tí?
¿Qué sientes cuando te pagan? ¿Te da pena? ¿No quieres?
¿Cuánta ansiedad te genera pensar en el dinero?

Te hago estas preguntas porque eso puede darte una pista de lo que PIENSAS del dinero.

El dinero es una de las herramientas que podemos usar para apoyar a otras personas de diferentes maneras.

Los pensamientos y la emoción que vinculamos a nuestros pensamientos es lo que en realidad manifiesta lo que sucede en nuestra vida.

Son literalmente órdenes.

¿Cuando piensas en el dinero sientes emoción? ¿O sientes .... que algo está mal?

Porque dependiendo de cuál es la respuesta de tu cuerpo es la relación que tienes con el dinero.

¿Cómo relación?

Si, todos tenemos una relación con el dinero .

Y esta relación es resultado de lo que pensamos y sentimos de él.

Te invito a darte cuenta de lo que piensas y cómo te sientes con relación al dinero.

Porque es una muy buena pista para que cambies tu relación con él.

Hay mensajes irreales y sin fundamento por todas partes.

Mensajes que te dicen que no tienes que hacer nada para tener lo que quieres, que sólo lo pienses.

Eso es absolutamente falso.

Si solo tuviéramos que pensar, no tendríamos cuerpo, sería innecesario.

Hay que pensar - lo que quieres crear - y después, actuar en consecuencia.

Cuando tu piensas, creas eso que quieres y cuando actúas: ¡lo recibes!

Entonces te invito a que anotes las ideas y emociones que tienes del dinero.

Para que conforme vaya avanzando el año y yo te siga compartiendo herramientas, puedas ir aprendiendo a pensar diferente para tener eso que quieres.


Todas las semanas aparto algunas horas para Sesiones Estratégicas 
donde puedo ayudarte a tener mas claridad en definir la vida que amarías vivir,
 identificar lo que te detiene e identificar el siguiente paso.
Tengo pocas horas a la semana para esto, 
si te interesa, agenda una cita aquí y en cuánto lo hagas me pondré en contacto contigo. 
Estas citas son sin costo.

0 Comments

Leave a Comment