No podemos regresar a respirar al pasado.

Tampoco podemos ir a respirar al futuro.

Lo que tenemos es el presente. 

Cada que respiramos damos y recibimos.

Tomamos de la vida y regresamos a la vida.

Es un intercambio contínuo.

No tengo que hacer nada para respirar.

Tampoco para que mi corazón siga latiendo.

Ni puedo hacerlo a voluntad.

La vida, fluye a través de mí, en cada respiración, en cada latido.

Es mi privilegio, elegir, que hago con este regalo cada día.

Yo elijo si lo desperdicio revisando historias del pasado.

Elijo si fantaseo sin hacer nada pensando en lo que no tengo, en lo que no he sido, en lo que no he hecho o dado.

Cuando me mantengo en el presente me reconozco viva y creativa.

Puedo crear lo que yo elija, lo que sea.

Todo se crea dos veces.

Primero en pensamiento, después en materia.

Nuestro sistema nervioso se detona para luchar o huír cuando recibe estímulos que lo amenazan.

A veces.... muchas diría yo, las fabricamos nosotros.

Con lo que pensamos.

Cada vez que regresas a una historia que te hizo sentir mal, tu sistema nervioso va a reaccionar como si estuvieras ahi.

Cada vez que fantaseas con ideas catastróficas de lo que puede pasar, tu sistema nervioso, reaccionará como si estuvieras ahí.

Porque nuestro cerebro SI ESTA EN EL PRESENTE. Para el cerebro no hay pasado, ni futuro, hay lo que piensas.

Y entonces, reacciona con el mismo dolor, con el mismo miedo, con la misma furia, como si fuera en éste momento.

Y aquí te dejo una herramienta que nos ayuda a cambiar nuestro sistema nervioso de un estado de supervivencia - luchar o huír - a un estado de vida; al presente:

Respira conscientemente.

Respira por la nariz y exhala por la boca como si tuvieras un popote... lentamente. 
Consciente de que estás respirando.

Esto, en automático va a cambiar el estado de tu sistema nervioso de alerta a presencia.

Solo podemos crear en el presente. 

Cada vez que te des cuenta de que tu cuerpo se contrae: se te zume la panza, te duele la cabeza, te hormiguean partes del cuerpo, te empieza a doler algo, te angustias... y todo eso: Respira.

Antes de tomar una decisión: Respira.

Antes de responder algo importante: Respira.

Antes de empezar a darle significados catastróficos a tus experiencias: Respira.

¿Es sencillo? Sin duda.

¿Requiere de tu voluntad? También.

Solo podemos crear en el presente.

¿Cómo elijes que sea tu día hoy ?

¿Lo vas a dejar pasar como " un día mas"?

¿O vas a aprovechar que este es el único día como hoy en toda tu vida?


Todas las semanas aparto algunas horas para Sesiones Estratégicas 
donde puedo ayudarte a tener mas claridad en definir la vida que amarías vivir,
 identificar lo que te detiene e identificar el siguiente paso.
Tengo pocas horas a la semana para esto, 
si te interesa, agenda una cita aquí y en cuánto lo hagas me pondré en contacto contigo. 
Estas citas son sin costo.

0 Comments

Leave a Comment