Somos seres de luz viviendo una experiencia humana.

La experiencia humana es nuestro cuerpo.

La materia.

Y nuestro cuerpo es un gran indicador de cómo pedimos lo que queremos.

Cuando nos quedamos en una zona racional es difícil saber qué es lo que está pasando.

Pero podemos apoyarnos en nuestro cuerpo para saber por dónde andamos.

¿Cómo te sientes cuando piensas en algo que quieres?

¿Qué sensaciones hay en tu cuerpo?

¿Se te zume la panza? ¿Te hormiguean las manos? ¿Te duele la cabeza? ¿Te mareas?
¿Qué está pasando con tu cuerpo cuando piensas en lo que quieres?
¿Te sientes mejor o peor?

Para tener lo que queremos es clave que nuestro cuerpo y nuestra mente estén alineados.

Por eso, muchas veces, cuando pides algo, aunque tu cabeza lo quiera, si tu cuerpo no se siente bien, no pasa nada.

Ese fué el tip.

Ahora la herramienta:

1. Piensa en lo que quieres.
2. Pónle una palabra a la emoción que se siente tener eso que quieres.
2. Pón atención en tu cuerpo
3. Expande la emoción de eso que quieres por todo tu cuerpo.
4. Expande eso mas allá de tu cuerpo.

Y ahora, la historia:

Te comparto esto porque hace poco yo pedí incrementar el flujo de dinero para mí.
Cuando lo pedí me dí cuenta de que había cierta incomodidad en mi cuerpo, aunque en mi cerebro estaba muy claro qué es lo que quería.

¿Qué estaba ocasionando esto?

Bueno.... que para recibir un mayor flujo de dinero yo tendría que hacer cosas que nunca he hecho antes.
Y esto aplica para casi cualquier cosa que queremos. 
Para tener algo que no tenemos, hay que hacer cosas que no hemos hecho y eso, amenaza la zona de confort.

Yo sé esto y tú también.

En lugar de asustarme y replegarme, moví mis límites. Para tener eso que quiero.
La manera de moverlos es alineando lo que quiero con cómo me siento, no a nivel racional, sino en la materia, 

¿Cuáles son las sensaciones que había en mi cuerpo?
Y las alineo con las sensaciones que se generan imaginando lo que quiero.

Después de hacer esto, 5 días después, me llamaron para hacer un proyecto, que me va a generar el flujo de dinero que pedí.

Esto que te estoy compartiendo es lo que significa: Tener la misma frecuencia de lo que quieres.

¿Es difícil y complicado hacer esto?
Por supuesto que no lo es.

Solo hay que estar consciente de cómo nos sentimos y hacernos caso.
Hay que tener la voluntad de hacerlo.


Todas las semanas aparto algunas horas para Sesiones Estratégicas 
donde puedo ayudarte a tener mas claridad en definir la vida que amarías vivir,
 identificar lo que te detiene e identificar el siguiente paso.
Tengo pocas horas a la semana para esto, 
si te interesa, agenda una cita aquí y en cuánto lo hagas me pondré en contacto contigo. 
Estas citas son sin costo.

0 Comments

Leave a Comment