Cuando pedimos algo desde lo más profundo de nuestro corazón, siempre aparece .... siempre.

Normalmente no aparece como lo pensamos, aparece más grandioso.

Te voy a contar una historia, rápidamente.

Algo que yo quería desde lo mas profundo de mí corazón era hacer equipo con mis proyectos.

Con alguien que me siguiera el paso, que corriera a mi velocidad o más rápido, incluso.

Alguien que me inspirara y que me motivara, que me retara a ser mejor y a dar todo de mí, a expander mis límites.

Era un deseo secreto y permanente.

Un anhelo que ahí estaba y mucho descontento de no tenerlo en el día a día.

Apenas en Octubre, cuando me hice la pregunta:

¿Qué me encantaría vivir?

Entre muchas cosas, esto salió: Hacer equipo con alguien como YO.

¿Qué significaba ése como YO?

Porque ése como YO incluye todo, ¿cierto?

Integridad, pasión , diversión, éxito, crecimiento personal. 

Son mis valores, eso significaba alguien como YO.

Tenía que ser alguien a quien le hubiera ido muy mal y que se hubiera levantado: Como YO.

Alguien a quien no hubiera que explicarle las cosas, sino que supiera de lo que estaba hablando: Como YO.

Alguien que hubiera pasado por mil decepciones, pero que no viviera ahí: Como YO.

Alguien apasionado por su trabajo y que trabajar fuera divertido, fuera un juego: Como YO.

Alguien que no viviera en el drama, sino en la solución, en la oportunidad, en lo posible: Como YO.

Y podría hacerte una lista muy grande.

Cuando escribí mi  lista de lo que yo quería vivir en Octubre del 2020, revisando mi vida, mi vocecita dijo: "Eso no existe".

Pero una de las cosas que te he dicho muchas veces, es que si lo queremos, es posible.

Y que cuando la vocecita dice: "no puedes, no existe, no es posible"... solo hay que decirle: te escucho y en esta ocasión no te voy a hacer caso.

Cuando pedí poder hacer equipo con alguien como YO, no pensé en algo que yo soy y a lo que si te soy absolutamente honesta no estoy acostumbrada: 

A mi me gusta DAR. Me gusta entregarme. Es parte de la pasión. Me gusta poner todo de mi parte en lo que hago. Por el puro placer de hacerlo. 

Y cuando lo hago y alguien no lo recibe, me genera cierta inquietud. 

Esto me me ha ayudado a aprender a quien si y a quien no, cuándo si, cuándo no y cuánto si y cuánto no.

Desde Diciembre del 2020 puedo hacer equipo con alguien como YO.

Y me enfrento con esto: No estoy acostumbrada a recibir. Estoy mas acostumbrada a dar.

Y me doy cuenta de que con quien estoy haciendo equipo tampoco está acostumbrado a recibir, está acostumbrado a dar.

¿Qué podemos aprender de esto?
¿Cómo podemos darnos permiso de recibir también?
¿Qué hay atrás del recibir que no nos permite hacerlo?
¿Cuáles son los pensamientos, ideas, creencias, emociones de la historia que tenemos que nos dice que es "peligroso" recibir?
¿Qué hace que salte la alarma cuando alguien quiere darme más de lo que yo podría imaginar?
¿Por no querer recibir, le quito al otro el placer de dar?

Podría darle muchas vueltas a esto ¿sabes?

O usar una de las principales herramientas que te he compartido, que es:

¿A mí que me encantaría? ¿Qué es lo que yo amaría vivir? ¿Qué es lo que realmente quiero? Sin importar las condiciones, sin importar el cómo, sin importar lo que está sucediendo en este momento, ¿que quiero?

La respuesta es la misma: Quiero hacer equipo con alguien como YO.

Que del cómo se encargue el universo ( la vida, Dios o cómo le digas ), porque si ahora está en mi vida esto que yo quería, no lo voy a botar porque hay una parte que yo no sé aún qué hacer con ella o porque brinca la alarma.

Sólo sé que es una oportunidad para aprender a recibir.

Y digo, que se encargue el universo, porque esto me rebasa. 
Es de esas cosas que se presentan en la vida, donde hay que soltarse al poder que es mas grande de lo que siquiera pudiéramos imaginar.


Todas las semanas aparto algunas horas para Sesiones Estratégicas 
donde puedo ayudarte a tener mas claridad en definir la vida que amarías vivir,
 identificar lo que te detiene e identificar el siguiente paso.
Tengo pocas horas a la semana para esto, 
si te interesa, agenda una cita aquí y en cuánto lo hagas me pondré en contacto contigo. 
Estas citas son sin costo.

0 Comments

Leave a Comment