La industrialización trajo como consecuencia una continua intoxicación de nuestro cuerpo, no solo física sino también emocional: por el estrés.

Comemos cosas con ingredientes químicos para mejorar el sabor, para que duren mas en el anaquel, incluso para que se vean mejor y tengan mejor aroma. 

Usamos todos los días productos para limpiar nuestra casa, con los que "hay que tener cuidado", unos incluso tenemos que usarlos con guantes.... y después cocinamos, donde usamos esos limpiadores o tenemos contacto con las superficies donde estuvieron... realmente no tenemos manera de saber qué  tanto quedaron estos productos en las superficies, incluso después de quitarlos.

Recuerdo a un maestro que era Bioquímico y nos daba biología, haciendo referencia a un comercial en el que prometía que los platos quedarían super limpios después de usar cierto jabón...  el decía: ¿de verdad les vas a dar de comer a tus hijos en un plato que lavaste con este jabón? ¿Tienes idea de la cantidad de químicos tóxicos que se necesitan para que un plato quede brillante? - wow, esos fué hace muchísimo tiempo, por supuesto, pero ahora, afortunadamente ya hay mas conciencia con relación a lo que usamos en casa para "limpiar" porque se ha descubierto que la intoxicación genera problemas reales en nuestro cuerpo.

Estos problemas son porque el cuerpo no está diseñado para deshacerse de sustancias como el petróleo, plásticos, colorantes, conservadores, sustancias que hacen mas efectivos los jabones, ingredientes que tienen que probarse en animales, antes que en las personas porque obviamente son peligrosos.  

Como nuestro cuerpo no está diseñado para deshacerse de esas sustancias, entra en emergencia y en desequilibrio.

Y entonces, encontramos niñas con síntomas hormonales, mujeres de 35 años o menos, con síntomas de menopausia ¿de verdad?. 

Niños con problemas de déficit de atención e hiperactividad, mayor incidencia de situaciones neurológicas y ni hablar de sistemas inmunes bajos, intolerancia a alimentos, reacciones alérgicas, ansiedad y muchas mas cosas.

La principal causa de esto es un cuerpo que no está pudiendo deshacerse de lo que le hace daño. Y dirige su energía a esto. Se desequilibra. Y entonces no puedes bajar de peso, no importa lo que hagas, no puedes dormir, te inflamas solo de pensar en comer, andas de un humor de los mil diablos y nadie encuentra qué es lo que está pasando.....

Está pasando que usamos productos que nos intoxican, por medio del contacto con la piel. Nos intoxican cuando los inhalamos y por supuesto cuando los comemos. Nos comemos todo lo que les ponen a las plantas y a los animales para que crezcan mas rápido, mas grandes, mas bonitos. Nos tomamos lo que le ponen al agua para descontaminarla. En fin...

Por supuesto que no podemos vivir en una burbuja, ni tampoco dejar de limpiar nuestras casas, o sembrar nuestros propios productos, eso es imposible si vives en una ciudad. Y si vives en el campo... también.

Sin embargo, hay formas, para:

1. Ayudarle a tu cuerpo a deshacerse de lo que lo está intoxicando, equilibrando los órganos que se encargan de esto.
2. Sustituír productos que sabemos que son altamente tóxicos con productos libres de tóxicos y que podemos, si queremos, hacer nosotros.

Todo el tiempo estoy atendiendo personas que buscan tener un estilo de vida libre de tóxicos y que tienen un estilo de vida como todos: Sus hijos estudian, ellos trabajan, salen a comer, conviven con sus amigos... sin embargo, buscan la manera de mantener sus cuerpos lo menos intoxicados posible y todos reportan, que a partir de eso, se han enfermado menos, duermen mejor, tienen menos estrés, las alergias se han reducido o desaparecido, el dolor de cabeza es cosa del pasado...Ahora en lugar de usar su dinero para remediar todo lo que les pasaba, usan una pequeña fracción para mantener su cuerpo en equilibrio - desintoxicado.

Lo interesante de sustituir productos tóxicos, con productos que están libres de tóxicos no solo es que nosotros y nuestra familia se siente mejor, sino que estamos contribuyendo de una manera REAL al planeta: Contaminamos menos, se siembran mas plantas, ayudamos a que personas sin recursos tengan acceso a educación y trabajo. y les enseñamos a nuestros hijos que hay mas opciones y que hay formas prácticas, reales, para cambiar día a día lo que puede hacernos daño.

Los principales órganos afectados con los altos niveles de intoxicación que tenemos son el higado y los riñones... está sobre cargados de trabajo, fallan ellos y falla el sistema. 

No hay manera de que si cualquier parte de tu cuerpo está fallando, no se afecte lo demás. En nuestro cuerpo, todo funciona con relación a lo demás. Ahi no hay departamentos, no hay exclusión. Es un todo integrado que se ve afectado por cualquier falla, en donde sea.

Una manera sencilla, barata, práctica de ayudarle al hígado y a los riñones a mantenerse desintoxicados es tomando aceite esencial de limón.

Una gota en cada vaso de agua, a lo largo del día ayuda a mantenernos desintoxicados.
3 a 5 gotas en una taza de agua tibia, ayuda además a eliminar toxinas mas rápido y eventualmente a perder peso.
Capsulas con 10 gotas de aceite esencial de limón es una dósis mayor cuando los niveles de intoxicación superaron lo que el cuerpo puede manejar y empieza a haber síntomas neurológicos, en sistema nervioso, sistema inmune, por ejemplo.

Tal vez pienses: ¡Oh si!, yo tomo jugo de limón con bicarbonato todos los días.
Bien. No estoy hablando de jugo de limón. Estoy hablando del aceite esencial del limón, que es ese vaporcito que sale de la cáscara cuando la doblas. Eso es el aceite esencial de limón y para que nos ayude a hacer lo que te estoy mencionando debe de cumplir con los mas altos estándares de calidad para asegurar que contenga la composición química necesaria para desintoxicar.

El aceite esencial de limón, que es uno de los mas versátiles que hay además, es de muy bajo costo.

¿Cuánto estás dispuesta a pagar por prevenir los estragos de la intoxicación en tu cuerpo y el de tu familia?

El aceite esencial de limón tiene un precio equivalente a 11 USD.

Pagamos más todos los días por intoxicarnos o por resolver los efectos de la intoxicación.

Si quieres comprarlo, aquí te dejo el acceso para que lo hagas.


Y, ya sabes, que si tienes alguna duda, siempre puedes CONTACTARME