Donde está tu atención, está tu energía


Esta frase la escuché por primera vez en un curso de Zhineng Qui Gong y me hizo tanto sentido, que me ayudó a entender muchas cosas.

Una manera sencilla de cambiar mi energía ( sensaciones, emociones, incluso pensamientos y manifestaciones de estos ) es cambiando mi atención.

Si mi atención está en los problemas, lo único que estaré haciendo es ... mas problemas.

Si mi atención está en las oportunidades, es lo que se estará manifestando en mi vida.

Sin embargo, es común que nos dejemos guiar por la emoción.

Por la parte de nosotros que tiene un pensamiento mágico y expansivo que de entrada es agradable, pero que después puede llevarnos a espacios donde ya no sabemos qué hacer, cuando nos rebasa la emoción descontrolada.

Si somos adultos, sabemos que la emoción, es una guía, es nuestra brújula para saber si nos conviene o no ir a donde nos dirigimos. También puede ser una muy buena dotación de gasolina.

Sabemos también que la emoción descontrolada, probablemente nos lleve a estamparnos contra la misma pared contra la que nos dimos cuando.... eramos niños.

Algunos, tenemos la capacidad de identificar esto, otros no.

Por eso este artículo.

Si tienes tu atención en el pánico, en la catástrofe, ahí está tu energía.

¿Qué estás creando con esto? ¿Qué es lo que se va a manifestar en tu vida haciendo esto?

¿Qué pasaría si dirigieras tu atención a algo de mayor creación en lugar de destrucción sin alternativa?

Tal vez pienses: " si, si, qué fácil"

Fácil no es.

Tomar la decisión de salirte de lo que "todos" están haciendo, no; no es fácil.

Es sencillo.

Dejar de tener emociones descontroladas, tampoco es fácil, pero sencillo si.

Hay muchísimas herramientas en la actualidad que pueden ayudarnos a esto.

Entre ellas, inhalar aceite esencial de lavanda, que tiene la capacidad de sacarnos de estados de miedo o de pánico, ni importa si lo que lo detona es consciente o no.

La ventaja de los aceites esenciales es que no interviene la voluntad o la consciencia, actúan directamente en la parte de nuestro cerebro encargada de las emociones.

Ahi te dejo este tip.

Espero, sinceramente, que dirijas tu atención a algo mas creativo y expensivo, que a la destrucción.